13.11.05

La Mujer Infiel


Ayer pasaron por Eurochannel La Mujer Infiel (La Femme infidèle, 1969) y la ví pues es el antecedente de Infidelidad (Unfaithful, 2002), en la cual hay algo que no he podido olvidar: Diane Lane regresando en tren a casa después de serle infiel a su marido en la ciudad. Jamás olvidaré esa secuencia diseñada para mostrar la completa confusión de esta mujer, a punto de explotar por la confusión y la culpa, y un momento interpretativo estelar logrado por esta actriz, riendo y llorando mientras corre el flashback de lo que pasó en el apartamento del amante. Realmente el director Adrian Lyne logró conmigo que no corriera a juzgar automáticamente al personaje de Diane. Como recuerdo también que no me gustó tanto el final edulcorado, acentuado por Richard Gere.

Ahora que vi La Mujer Infiel, les recomiendo ver las dos para que comparen. Se llevan más de 30 años. A mi me pareció bastante mejor la original, del director francés Claude Chabrol, y en este caso quien llamó mi atención fue el marido, su personaje Charles absolutamente 100% en control todo el tiempo mientras uno sabe que está viviendo un infierno por dentro. Elegancia y silencio bien administrado. Toda la escena pre y post crimen resulta bien tensa, así como la tortuosa eliminación del cadáver.

Por supuesto, ninguna de las dos películas es precisamente para levantar el ánimo… El tema es oscuro, perturbador y desagradable. Y en ambas está intacta la pregunta:
“¿Por qué?”

1 comentario:

Spiegel dijo...

La pelicula original de 1968 aborda como ninguna otra el espinoso tema de la infidelidad, así como la prohibición sazona los manjares, la atracción y la "química" invitan a un festín de sentidos y sensaciones nuevas para una mujer, pero cuyo transitar se convierte en un tortuoso camino del cual es imposible dar vuelta atrás. Película con gran carga sicológica y un no se qué que trae un halo de eleganciay refinamiento.